Categoría: Medio Ambiente (Página 1 de 6)

Concentración en Aranjuez contra el vertedero de la Mancomunidad del Sur

La Plafaforma por el cierre del vertedero de Pinto convoca una nueva concentración. En esta ocasión tendrá lugar el día 17 de septiembre de 2021, en la Plaza de la Constitución de Aranjuez, a las 19h. El objetivo es dar visibilidad a los problemas ambientales que supone continuar con la actual gestión de residuos cuyo modelo está obsoleto.

Esta acción se enmarca dentro del plan de la Plataforma para hacer un tour reivindicativo por los más de 70 municipios que integran la Mancomunidad del sur. Todos ellos vierten residuos en el vertedero que está emplazado en los términos de Pinto y Getafe, provocando molestias y problemas de salud a los vecinos y vecinas de estas dos localidades madrileñas.

Energía: si no es derecho, es privilegio

La pobreza energética afecta de manera muy significativa a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes. La imagen colectiva de este problema social es la de los adultos empobrecidos, pero no la de niños congelados de frío o muertos por calor.

Azahara Valverde Alonso

Dicen que las coyunturas, las crisis y los “baches” son agentes naturales que se encargan de recentralizar los recursos económicos de un Estado. Suelen decir esto porque, precisamente, cuando hay una recesión económica eso de innovar queda relegado a un segundo puesto, y tercero, y cuarto. Podemos llegar a entender pues por qué el proyecto para frenar la pobreza energética del Ayuntamiento de Getafe quedara paralizado frente a la Covid.

Lo que probablemente cuesta más entender es la realidad que acontece a nivel estatal y europeo y que persigue de manera incesable a los que vendrán: niños y jóvenes no solo tienen que cargar con el peso de crisis encadenadas, sino que la mala gestión que pone por delante del derecho al capital económico, también les hace cargar con una inestabilidad social extra. Hay muchas formas de definir la pobreza energética porque es un problema relativamente nuevo al que los estados modernos europeos le están comenzando a dar importancia ahora. Teniendo en cuenta que es un problema creciente, y que refleja las desigualdades en cuanto al consumo de energía, las definiciones que se aporten no están exentas al constante cambio.

¿Qué es la pobreza energética?

Dice el Comité Económico y Social Europeo que la pobreza energética vendría a ser «la dificultad o la incapacidad de mantener la vivienda en unas condiciones adecuadas de temperatura, así como de disponer de otros servicios energéticos esenciales a un precio razonable».  

La Unión Europea ha incorporado indicadores para medir la pobreza energética, como es la Asociación de Ciencias Ambientales, que indican que esta es «una situación en la que un hogar es incapaz de pagar una cantidad de energía suficiente para la satisfacción de sus necesidades domésticas y/o cuando se ve obligado a destinar una parte excesiva de sus ingresos a pagar la factura energética de la vivienda».

La pobreza energética es una condición multidimensional. Esto quiere decir que para medirla se pueden acudir a diferentes patrones y aspectos. «El Observatorio Europeo contra la Pobreza Energética (EPOV) incluye como indicadores primarios: atrasos en las facturas, incapacidad de mantener el hogar a una temperatura adecuada y el gasto energético del hogar. Otros indicadores que afectan a la pobreza energética según el EPOV son: el precio de los combustibles como la biomasa, el gas natural y el petróleo, el precio de la electricidad en los hogares, etc.».

Y no solo eso, y es que España como “país al sur del continente” es uno de los focos de alto riesgo social. Estudios recientes señalan especialmente a Portugal, Malta y España como países en los que se han reportado mayores niveles de instalaciones de calefacción inadecuadas en los hogares y falta de aislamiento térmico en la edificación.

¿Por qué no se actúa contra la pobreza energética?

La pobreza energética se ha intensificado con los años, y ante esta situación se dan dos posibles respuestas: O no hay una política ecológica comunitaria europea lo suficientemente fuerte y actual como para frenar este caos, o los intereses económicos y políticos dentro de cada país terminan de decantar la balanza de la acción institucional hacia el nepotismo.

Podríamos contentarnos con pensar que la pobreza energética es un problema coyuntural que emerge de dicho contexto social volátil, tal como una crisis o recesión económica y en este caso, por la pandemia. Pero sobre todo es de carácter estructural, porque tiene otros frentes abiertos que lo acompañan, como pueden ser la exclusión social, la renta por debajo del umbral de la pobreza, o la precariedad laboral y los hogares monoparentales, entre otros.

La pobreza energética destroza infancias

La pobreza energética mata, según el Comité Económico y Social Europeo, física y socialmente. Habitar en viviendas con una temperatura menor a 18º en invierno supone un impacto negativo para la salud de las personas, ya sea a través de depresiones, ansiedad u otras dolencias de un ámbito más alérgico. Por no hablar de que esta afecta a la calidad de vida, alimentación y rendimiento escolar.

Por tanto, el conjunto suele provocar exclusión social, y en la infancia termina proyectándose de una manera un poco menos visible. Quizás por ese carácter de adultez que tienen los derechos humanos, que nos hacen pensar en hombres y mujeres manifestándose, pero no en niños congelados de frío.

El margen de expresión social que poseen los hijos y sus padres no es el mismo. Las estadísticas casi siempre hablan del paro, pero no de la pobreza infantil que supone un hogar sin ingresos mínimos. Y mucho menos hablan de escasez de recursos energéticos. Todo lo que no nos muestran en la televisión cae en una constante presuposición de los hechos.

Las bases de datos no pagan las facturas

En España, concretamente en Getafe, se pensaba impulsar a partir de 2020 una serie de proyectos cofinanciados en un 80% por la UE y un 20% por el Ayuntamiento, centrándose en barrios como Las Margaritas y La Alhóndiga. Pero, aunque estos barrios tengan un registro de la problemática, el asunto no se soluciona creando una base de datos.

Las facturas no bajan con bases de datos y registros, no se puede tardar tantísimo tiempo en recolectar datos cuando hay vecinos con instalaciones eléctricas cuyo consumo medio es mayor que su renta. Los avances pertinentes se deberían realizar con esos casi seis millones y medio de euros que se pretenden destinar al proyecto, quizás cambiando la instalación eléctrica a aquellos hogares que están sufriendo de esta condición por poseer una vivienda en mal estado, o siendo eficaces a corto plazo. No creando una base de datos que se paraliza por una pandemia, porque las pandemias también paralizan los sueldos, y eso sí que es absurdo.

Lo que tienen en común las pandemias y la pobreza energética, es que se ven afectados por los mismos factores: aquellos que no disponen de un trabajo fijo y que son víctimas de los famosos trash contract, el encarecimiento del consumo básico de tipo alimenticio, la denegación de subsidios o ayudas a la comunidad, la reducción de pensiones, el aumento de impuestos, problemas de salud física y mental y exclusión. Mucha exclusión social. Tanta que da miedo.

La brecha digital también es económica

Por otro lado, pobreza energética no es solo no poder disponer de un suministro energético asequible, y es que los tiempos cambian.

Desde el momento en que se comienza a avanzar en materia tecnológica lo que se consigue es que aquellos que no son capaces de ponerse al nivel del resto, sufran un descolgamiento del progreso. El progreso tecnológico, en este caso, entendido como el nacimiento de la conexión Wi-Fi y las formas de educación a distancia y el Internet, conlleva desigualdades y vulnerabilidad de los servicios básicos.

La conexión a Internet es un factor a tener en cuenta, no igual de relevante pero sí casi tanto como el abastecimiento eléctrico, ya que aquel que no puede permitirse pagar las facturas del consumo eléctrico suelen tener patrones de impagos de la red telefónica y, en consecuencia, la conexión a Internet.

Este tipo de pobreza energética podría denominarse “brecha digital” y se define según la UGT como la «separación que existe entre las personas (comunidades, estados o países) que utilizan las nuevas tecnologías de la información y la comunicación como una parte rutinaria de su vida, y aquellas que no tienen acceso a ellas o que, aunque lo tengan, no saben cómo utilizarlas».

En términos generales, aunque el acceso a la conexión a internet y la globalización contribuyan a disminuir las desigualdades sociales, la realidad es que, si no se dispone de gratuidad, universalidad y accesibilidad, su función no es esa. Su función se convierte, una vez más, en la de un agente socializador incompleto que no llega a todos los hogares y que por tanto aumenta la brecha y la comparación entre unos y otros. Y esa comparación se basa, precisamente, en un hogar con mayores ingresos económicos frente a otro que no puede costear los servicios básicos vitales.

Porque en la era de la globalización constante el acceso a Internet no solo es “acceso a Internet”, sino cantidad de oportunidades: educación, administración y modernización. Al fin y al cabo, no mantener un nivel básico disponiendo de Internet en los hogares favorece, más que a la brecha tecnológica, a la brecha social de la exclusión y la marginación. Y es que lo ideal sería que todos los españoles pudieran tener un acceso asequible o equitativo que se equipare a su nivel socioeconómico. Diríamos que es un ideal. Pero hablar de ideales y derechos en una misma frase bajo el concepto de “democracia representativa” y “estado de derecho” suena a chiste.

Jóvenes energéticamente pobres

Cuando hablamos de pobreza energética sin enfocarnos en un género o un rango de edad donde predomine es precisamente porque los jóvenes no tienen un impacto directo en esta problemática, sino que es un “efecto rebote”: Si no podemos irnos de casa porque no nos da para un alquiler, no tenemos tantas posibilidades de sufrir pobreza energética.

Es la pescadilla que se muerde la cola, la dependencia genera invalidez y la constante desacreditación de los derechos al suministro como desechados “derechos humanos” genera en la población juvenil mucha más apatía y desconfianza hacia el emprendimiento personal.

No solo no tenemos la seguridad de avanzar, es que no nos dicen si tan siquiera habrá allí alguien que nos garantice lo mínimo. Cuando un servicio social no es “lo mínimo” ni una garantía por parte del estado de bienestar, dicho servicio se convierte en un bien de mercado y ya no es un servicio, es un producto.

Cuando hablamos de que la pobreza energética tiene un impacto directo en el desarrollo de la infancia y adolescencia, podemos decir que se materializa en la oportunidad de desarrollo. De nada sirve que un país tenga una amplia oferta académica gratuita, si se sigue considerando que en todos los hogares se poseen los mismos medios tecnológicos como para adaptarse a los nuevos tiempos.

La transición energética conlleva un gran esfuerzo por parte de todos los estados, independientemente de que formen parte de la Unión Europea o no. Para cualquier familia de entre el más del millón y medio de españoles que se beneficia del bono social eléctrico y otras ayudas, es mucho más complicado preocuparse por algunas cuestiones que se tornan irrelevantes. Irrelevantes con respecto a su realidad cotidiana, ya que aquella madre que no puede pagar facturas tampoco puede costear un módem de internet.

Abandono escolar, depresión suicidio juvenil

El abandono escolar y el fracaso de este están íntimamente relacionados con la situación económica dentro del hogar. La pobreza energética contribuye al aislamiento social, y a que el niño, la niña y la adolescencia se aleje de la realidad cotidiana. Y a su vez, todos estos factores se relacionan de manera íntima con la tasa de suicidio y tendencias depresivas, según informes de UNICEF.

Es tan víctima el niño que no sabe qué está ocurriendo como aquel padre que no puede hacer nada por cambiar su modo de vida y que siente rechazo social. Y mientras tanto el niño debería seguir siendo, ante todo y cualquier crisis, un manojo de ilusiones que ningún gobierno debería deshilachar. Garantizar un hogar digno, la educación completa y la calefacción en un hogar no debería ser el deseo de ningún pequeño.

Pero desde luego ha de ser cometido de nuestro gobierno a nivel local y autonómico, incluso estatal y europeo, garantizar y reconocer el derecho a los suministros cuanto antes.

Inacción política frente a la pobreza energética

Paralizar proyectos frente a la exclusión social en pleno desarrollo de una crisis es como destaponar el desagüe de la ducha cuando llenamos la bañera: de qué me sirve haberlo puesto dos minutos, si cuando cae agua desde arriba no queremos las reservas. De qué me sirven las ayudas si en plena crisis los pobres seguimos siendo pobres y los ricos el doble de ricos.

El problema es que ante el reconocimiento de las carencias del ciudadano empobrecido, los gobiernos no terminan nunca de dar el pistoletazo de salida a las reformas sociales pertinentes, haya COVID o no lo haya.

Siempre hay un conflicto de intereses, un orden del día más importante dentro del Congreso o en general, una excusa para justificar la no-acción-política.

Salvaguardar la vida del hombre es verdaderamente complicado, y cuando llega el momento de actuar es más sencillo echar las culpas al gobierno anterior por las pasadas reformas, que ponerse en marcha e iniciar una contrarreforma para la misma.

El estigma hacia la pobreza energética, la aporofobia, y en su conjunto el rechazo social hacia los niños que no pueden cambiar la realidad de su casa es una situación abrumadora, pero también es un arma electoral: Para muchos candidatos políticos solo es la excusa perfecta para desacreditarse mutuamente o conseguir apoyo. Y es que la pobreza energética es puro marketing, y nosotros no queremos que nos vendan como a la vivienda.

Periódico nº5 – junio 2021

Edita: Grupo Municipal Más Madrid Compromiso con Getafe.

Puedes consultar todos los números aquí.

Las obras de ampliación del vertedero, en Getafe, comienzan con graves irregularidades

La Plataforma por el cierre del vertedero de Pinto denuncia que las obras de ampliación del vertedero de la Mancomunidad del Sur, ya en el término de Getafe, se están llevando a cabo incumpliendo el proyecto aprobado ni sus condiciones de protección del suelo, de la vegetación y fauna, de las aguas y de la calidad del aire. Por lo que anuncia que ha presentado una denuncia ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno de España.

En varias visitas realizadas a las instalaciones, la Plataforma por el cierre del vertedero de Pinto ha podido comprobar cómo se habían iniciado las obras de la fase IV, ya en el término municipal de Getafe, con el vertido de tierras provenientes de la excavación son transportadas y destinadas, unas al sellado de la Fase III y otras, sorpresivamente, a la finca Polígono 7, parcela 5, del término municipal de Pinto, utilizando para ello el camino de Pinto a la Marañosa.

La resolución de la Comunidad de Madrid contempla que el acopio temporal de las tierras de la obra sea en la finca Polígono 30, parcela 3, de San Martín de la Vega. Precepto que no se está cumpliendo, por lo que sospecha la Plataforma que se está iniciando, de manera encubierta, la construcción de la macroplanta TMB en el municipio de Pinto.

Ante el silencio de la administración, nuevas movilizaciones

Además, denuncia que se han realizado varias obras en esta finca y sus accesos, que deberían contar con licencia urbanística por parte del Ayuntamiento de Pinto y que en cambio no la tienen, de acuerdo a lo indicado por el consistorio en la Comisión de Gestión Municipal del mes de julio.

La organización no ha recibido respuesta a la información solicitada en varias ocasiones al Ayuntamiento de Pinto y a la Mancomunidad del Sur, que está presidida por la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, por lo que está organizando movilizaciones para poner freno a esta situación.

Finca para la macroplanta con tierras de la cuarta fase
Finca para la macroplanta con tierras de la cuarta fase

La irracionalidad del sistema alimentario y la importancia de los recursos locales

La historia de los dos camiones que chocaron de frente en una autopista francesa la relató el campesino y filósofo Pierre Rabhi extrañado al conocer el contenido de las mercancías que quedaron desparramadas. El camión que viajaba de Almería a Holanda transportaba tomates y el que viajaba de Holanda a Barcelona transportaba… tomates. Acontecimientos similares con el choque de camiones en un túnel del sur de Suiza que transportaban agua mineral de la misma compañía de Italia a Francia y viceversa.

Sucesos que ilustran muy bien la irracionalidad de la producción y el consumo. La mundialización alimentaria se acompaña de una brutal concentración de poder, apenas diez empresas transnacionales (Coca-Cola, Danone, Kellogg’s, Nestlé, General Mills…), controlan casi todas las grandes marcas de bebidas y alimentos en el mundo y cada uno de los eslabones de la cadena alimentaria.

Así, por ejemplo, son muy pocas las empresas que controlan el mercado de las semillas (Novartis, Monsanto, Aventis…), robándoles a campesinos los últimos recursos que les permiten sobrevivir fuera del mercado mundial. Políticas que provocan desplazamientos de poblaciones locales, la destrucción de tierras ancestrales y escasa compensación para los y las trabajadoras, utilizan sustancias conservantes para alargar la vida de los productos y suponen una importante emisión de gases de efecto invernadero en el transporte.

Cooperativas de consumo

En estos tiempos que corren la mirada hay que ponerla en otras formas de vida, más rurales y menos dañinas con el planeta, basándonos en motivos sociales y ecológicos, el elemento más relevante de este disparate alimentario no lo tenemos que buscar fuera, están en nuestras proximidades y lo más cercano es la Comunidad de Madrid.

En Getafe, iniciativas como la cooperativa de consumo Biolibere, Supermercado Cooperativo, es capaz de abastecer a las familias socias de productos saludables de productores con un ámbito de influencia que abarca toda la zona sur. Importa destacar el necesario impulso y fomento de los huertos urbanos recuperando zonas verdes hasta ahora en desuso para la producción local… recuperando las semillas originarias con sabores y olores. Iniciativas significativas son también las diversas organizaciones que han constituido la «Mesa del Árbol»al considerar que los árboles son aliados en la lucha contra el cambio climático, ya que absorben buena parte de las emisiones contaminantes.

Experiencias todas ellas de mucha importancia, como solía decir Eduardo Galeano «mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo», indican la tendencia; pero deben ir acompañadas de otras iniciativas.

Soberanía alimentaria

La falta de acceso a alimentos es un problema silenciado que saltó a la opinión pública durante los meses de confinamiento estricto, aún continúan. Cantidad de colectivos y entidades sociales tuvieron que hacer frente a la demanda de una población precaria y excluida en un mundo de abundancia.

Resulta paradójico que un municipio como Getafe solo tenga registrados en la Seguridad Social 223 personas como agricultores y en el paro 75 personas registradas como desempleadas del sector. Se trata de generar una conciencia de las relaciones de interdependencia entre las zonas rurales y las urbanas. Al mismo tiempo que respetemos y no saqueemos los caladeros de pescado de Senegal; los fosfatos del Sahara, las frutas de centroamerica, la deforestación de Singapur para producir aceite de palma…

La mejor cooperación que podemos hacer es que los y las campesinas locales dispongan de sus propios alimentos, recuperen su Soberanía Alimentaria, consigamos erradicar el hambre y mitigar el efecto de expulsión de sus tierras.

J. A. González

Ruido, mucho ruido

El ruido es uno de los agentes contaminantes que generan más estrés. Por lo tanto, afecta a la salud de las personas, nos vuelve más agresivas, nos impide dormir y descansar.

Las grandes ciudades son ruidosas. Una simple barredora puede amargarte la vida. También el tráfico, el ocio y otras actividades pueden afectar al sueño. Además, ahora, con el calor, se suelen tener las ventanas abiertas el problema se agrava.

En poco tiempo en Más Madrid Compromiso con Getafe hemos recibido diversas denuncias de vecinos. A la recurrente demanda de los vecinos de Los Molinos, que se quejan de olores y humos de la fábrica de Corrugados, se han unido dos nuevas denuncias de vecinos que se quejan de los ruidos en espacios deportivos y de ocio.

Las Margaritas y las terrazas

Se dirigen a nosotros un grupo de vecinos que señalan que la instalación de un nuevo local de hostelería en su barrio hace de su vida un infierno a las horas en que se debería estar durmiendo. Se han dirigido al Ayuntamiento para que se cumpla la normativa medioambiental y que se complemente la ordenanza de terrazas y veladores.

De hecho, han presentado alegaciones al proyecto de la nueva ordenanza reguladora de terrazas —que fue aprobada en el pleno el pasado 23 de abril con nuestro voto en contra— donde vienen a señalar la ausencia de horarios y limitaciones de ruidos y proponen incluirlas.

Todo el mundo entiende que la gente no puede estar en silencio en una terraza, pero habrá que compensar con un horario adecuado para compatibilizar el ocio con el descanso vecinal. Y en caso de conflicto siempre debe primar el descanso vecinal y la salud de la gente.

El Bercial y la zona deportiva

Por otro lado, nos escriben desde El Bercial, donde se han instalado unas pistas deportivas que son utilizadas fuera del horario establecido. Cualquiera puede comprender que lo que es un ruido aceptable, pero el día se convierte en una tortura para el vecindario por la noche cuando se oyen los pelotazos a unos pocos de metros.

La práctica del deporte tan necesaria y recomendable no puede convertirse en una agresión para quienes necesitan y desean descansar. Aquí la reclamación insiste tanto en unos horarios adecuados, como en pedir al Ayuntamiento que vigile que se cumpla con el uso establecido de estas instalaciones que son y están abiertas, por lo que la única manera de hacer cumplir los horarios es la vigilancia.

Los Molinos y Corrugados

En el caso de Corrugados se demuestra lo que es una concepción del urbanismo dirigida al beneficio rápido a costa de lo que sea.

Corrugados estaba a dos kilómetros de Getafe cuando se instaló aquí hace 60 años. Poco a poco Corrugados se ha visto rodeada de viviendas. Pero ¿por qué se construyeron viviendas tan cerca de una fundición? ¿por qué se vendieron tan fácilmente? Los vecinos lo explican: “Nos dijeron que iban a trasladar Corrugados a otra zona”. Y muestran un acuerdo firmado poro Pedro Castro y el director de entonces de Corrugado, que no compromete a nada y que solo son buenas intenciones. El verdadero objetivo de ese acuerdo era facilitar la venta de las viviendas.

Getafe rodeada

Getafe está rodeada por varias vías de alta circulación: la M45, la M50 y la A42. Son carreteras de titularidad estatal o autonómica y son competencias municipales. Además, hay dos líneas de ferrocarril de cercanías (la C3 y la C4) que circulan por diversos barrios de Getafe. En el caso de la C4, que va de Parla a Madrid, estos meses de julio y agosto se van a efectuar obras para minimizar las vibraciones y ruidos que viene sufriendo los vecinos desde hace años.

Además, Getafe tiene una base aérea militar que no ha sido tenido en cuenta en la elaboración del mapa del ruido, no se sabe si es que lo militar está exento o hay que aceptarlo sí o sí.

Y, además, varias vías de AVE atraviesan Getafe. Algo que los vecinos de Perales, acosados por todas partes, sufren cada día.

Mapa del ruido

En Getafe la preocupación por el ruido existe desde hace años. Getafe es una ciudad industrial, —cada vez menos— y está rodeada, casi acosada, por carreteras y vías de tren.

Esto ha llevado a que desde el Ayuntamiento se hayan tomado diversas iniciativas: tenemos una ordenanza de medio ambiente que regula las limitaciones de ruido por zonas, usos etc. También se elaboró un mapa estratégico del ruido de Getafe. En la tercera fase de este mapa de 2017 se analiza el impacto del ruido en Getafe por zonas, horarios y por fuentes y que desemboca en un Plan de Acción contra el Ruido, puesto en marcha en 2019.

Si se mira con detalle el Plan, se puede cuestionar la eficacia que tendrá, ya que se evalúa en base a unos indicadores que, en ocasiones, no señalan los verdaderos orígenes de la contaminación acústica. Por ejemplo, el único indicador de cumplimiento del Plan en cuanto a terrazas y veladores es si exceden el horario autorizado, pero no el número de personas que se agrupan o que excedan el límite en las mediciones.

Jesús Béjar

Periódico nº5 – junio 2021

Edita: Grupo Municipal Más Madrid Compromiso con Getafe.

Puedes consultar todos los números aquí.

Periódico nº5 – Junio 2021

Este 28 de junio, celebramos el Día del Orgullo LGTBI+ por todo lo alto. Hoy empieza a llegar a las casas de Getafe el número de junio del periódico que edita el Grupo Municipal Más Madrid Compromiso con Getafe.

En él hablamos con Edu F. Rubiño sobre la situación del colectivo y por dónde deben seguir las reivindicaciones políticas para continuar ampliando los derechos LGTBI+. También abordamos la problemática del acoso escolar por LGTBifobia.

Hacemos un balance de la acción institucional que hemos impulsado en el ecuador de 2021: proposiciones en los Plenos y control al Gobierno Municipal.

Ponemos en perspectiva los fondos europeos como salida de la crisis, hablamos sobre violencia vicaria, sobre la exclusión de las personas más vulnerables de la sanidad pública.

También analizamos cómo afecta la pobreza energética a la infancia y a la juventud y cómo viven los más jóvenes opositar a tiempo completo.

Por supuesto, abordamos la privatización de la Escuela Infantil Municipal de Buenavista y los problemas de escolarización que se producen cada año en Getafe.

Y tras las movilizaciones y protestas de los vecinos y vecinas de varios barrios de nuestra ciudad, nos metemos de lleno en el problema de los ruidos porque Getafe, desgraciadamente, sufre una importante contaminación acústica.

¡Esperamos que lo disfrutes!

Periódico nº5 – Junio 2021

masgetafe05

Fotografía de portada realizada por Aurora Gómez

Encuentro de MEDIO AMBIENTE

Este jueves, 17 de junio, a las 18:30h celebraremos el encuentro participativo de medio ambiente a través de la plataforma Zoom. En esta ocasión queremos que sea el germen de un grupo de trabajo especializado en cuestiones ambientales, así que contamos contigo.

No hace falta que seas un o una gran especialista en un ámbito determinado, que si lo eres, desde luego, este es tu lugar. Pero cada vez hay más gente preocupada por el entorno en el que vivimos y a todos vosotros y vosotras os queremos en este grupo.

¿Qué hemos hecho hasta ahora?

En Getafe tenemos un camino amplio ya caminado, pero nos faltaba el paso de formar un grupo de personas para apoyarnos y enriquecer lo que estamos haciendo.

Más Madrid Compromiso con Getafe participa de forma activa en la Plataforma contra el vertedero de Pinto y en la Plataforma Salvemos el Río Manzanares. Además, estamos trabajando sobre la contaminación acústica y hemos tratado de cambiar la política local en cuanto a gestión de residuos, cuidado del arbolado, fomento de la biodiversidad y bienestar animal con la convicción de que cuidando del entorno, cuidamos de todo el mundo.

¡Os esperamos!

Tema: Sesión participativa MEDIO AMBIENTE
Hora: 17 jun. 2021 18:30 Madrid

Unirse a la reunión Zoom
https://us02web.zoom.us/j/86546801959?pwd=c0I4MHZvam9ZbWUxNG9JSXk1VWllUT09

ID de reunión: 865 4680 1959
Código de acceso: 731726

Corrugados tiene que limitar las emisiones, ruidos y olores de su fábrica

Más Madrid Compromiso con Getafe apoyará y participará en la concentración, que los vecinos y vecinas afectados por las emisiones, ruidos y olores de la empresa Corrugados Getafe, han convocado el próximo viernes 28 de mayo a las 19 horas en la calle Maritornes esquina con Gran Sultana, en el barrio de Los Molinos.

Los vecinos y vecinas de los barrios de Los Molinos y Juan de la Cierva llevan sufriendo las emisiones sin control, los ruidos y olores de la empresa Corrugados Getafe durante años y aunque las quejas se han ido manifestando de forma continuada. Ni la Comunidad de Madrid ni el Ayuntamiento de Getafe han sido capaces, hasta ahora, de encontrar una solución efectiva que preserve la salud y la calidad del aire que respiran estos vecinos y vecinas y no tengan que seguir soportando ruidos y olores que impiden desarrollar su vida diaria con la calidad y normalidad que deberían.

«Corrugados Getafe debe realizar las inversiones necesarias para asegurar que no se sigan produciendo emisiones difusas altamente contaminantes, sobre las que no se realiza ningún control. Se ejecute un plan de minimización de ruidos que evite los altos niveles de contaminación acústica que tenían que haber puesto ya en marcha. Y se seleccione y manipule la chatarra para evitar los olores poniendo en peligro la salud de los vecinos y vecinas. Solo de esta forma, se puede asegurar la continuidad de esta actividad industrial y, por tanto, del empleo de esta compañía», afirma Jesús Pérez, portavoz del Grupo Municipal Más Madrid Compromiso con Getafe.

Las administraciones tienen que hacer cumplir las medidas de control

Es necesario encontrar de forma urgente una solución a esta situación, que está impidiendo que los vecinos y vecinas de Getafe puedan disfrutar de su derecho a respirar un aire limpio. A pesar de las múltiples reuniones que han mantenido con la Comunidad de Madrid y con el Ayuntamiento de Getafe y de las múltiples promesas de aplicar medidas de forma urgente para solucionar esta problemática, a día de hoy, Corrugados Getafe sigue incumpliendo la normativa vigente de emisiones, ruidos y olores.

Desde Más Madrid Compromiso con Getafe entendemos que esta situación no se puede seguir prolongando en el tiempo y son las administraciones competentes las que tienen que exigir a Corrugados Getafe las inversiones, controles y cambios en el sistema productivo que acaben de una vez por todas con esta situación insostenible.

Convocatoria de concentración

Concentración viernes 28 de mayo a las 19h

Getafe necesita una Estrategia para mejorar y aumentar su biodiversidad

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Biodiversidad, Más Madrid Compromiso con Getafe traslada al Pleno de la ciudad la necesidad de elaborar una Estrategia para la Conservación de la Biodiversidad en Getafe, que termine con el abandono de los espacios naturales y mejore la biodiversidad urbana. Esta iniciativa llega tras más de una década de incumplimiento de los requisitos de pertenencia a la Red de Gobiernos Locales +Biodiversidad de la Federación Española de Municipios y Provincias a la que el Ayuntamiento de Getafe pertenece.

El Grupo Municipal Más Madrid Compromiso con Getafe denuncia el abandono de las zonas naturales del municipio y propone una serie de medidas encaminadas a fomentar y cuidar de la biodiversidad tan importante para el funcionamiento de los ecosistemas y del bienestar social de la población de Getafe.

Hace más de una década que el Ayuntamiento de Getafe entró en la Red de Gobiernos Locales +Biodiversidad de la Federación Española de Municipios y Provincias. En aquellas fechas incluso llegó a obtener un reconocimiento por la conservación de la recuperación ambiental de las lagunas de Perales que hoy se encuentran en un estado total de abandono.

Compromisos adquiridos en la Red +Biodiversidad

La pertenencia a esta red está sujeta al cumplimiento de una serie de requisitos como el desarrollo de una Estrategia Local de Biodiversidad o que todas las cuestiones relacionadas con la protección e incremento de la biodiversidad se aborden en un foro ciudadano que en el caso de Getafe es el Consejo de Sostenibilidad, que no se está cumpliendo en la actualidad.

Por lo que Más Madrid Compromiso con Getafe insta al Pleno de la ciudad, que celebrará el próximo jueves 27 de mayo, a asegurar que Getafe sigue perteneciendo a esta red, haciendo que se cumplan sus objetivos que tan beneficiosos serían para el conjunto de la población.

La educación ambiental, clave para el futuro de Getafe

Otra de las cuestiones que recoge y que la formación de Jesús Pérez considera esencial es la educación ambiental que podría fomentarse con la puesta en marcha de un centro municipal dedicado a la interpretación de la naturaleza de las zonas verdes y áreas naturales del entorno de Getafe.

También proponen la creación de un catálogo de los Puntos de Interés para la Biodiversidad (PIB) del municipio que alberguen hábitats naturales relevantes o especies protegidas, así como los corredores verdes que puedan interconectar estos puntos.

Proposición presentada

MMCCG-PROPOSICION-SOBRE-BIODIVERSIDAD-1

Encuesta sobre precupaciones e inquietudes de los y las jóvenes de Getafe

Lanzamos una encuesta dirigida a jóvenes de entre 16 y 30 años para conocer qué les preocupa y les interesa de forma que podamos diseñar políticas que den realmente respuesta a sus problemas cotidianos.

Así que si tienes entre 16 y 30 años y resides en Getafe, nos ayudaría mucho que rellenaras este cuestionario que es totalmente anónimo.

ENCUESTA https://forms.gle/y6XWeGPmz3Q2fzgJ8

Si tienes cualquier duda o nos quieres contar lo que te apetezca, puedes hacerlo escribiendo a jovenes@compromisocongetafe.com o si quieres participar en Más Madrid Compromiso con Getafe puedes inscribirte a través de este enlace.

¡Gracias!

« Entradas anteriores