La organización se adhiere al manifiesto impulsado por las asociaciones de víctimas del amianto para reclamar que se legisle con urgencia para evitar más muertes.

La agrupación política Más Madrid Compromiso con Getafe reclama al Gobierno de España la elaboración de una Ley Integral que estipule las competencias en la eliminación del amianto para clarificar qué administración debe hacerse responsable de su retirada.

Esta iniciativa parte de las asociaciones de víctimas del amianto procedentes de todo el Estado. Así como otras organizaciones, como los comités de empresa de Metro de Madrid y de Barcelona, que han estado a la cabeza de las movilizaciones en los últimos años. También figuran entre los impulsores entidades ecologistas, expertos en la materia.

El amianto en Getafe

En Getafe, el Grupo Municipal Más Madrid Compromiso con Getafe lideró la proposición que fue aprobada en el Pleno de la Ciudad del mes de noviembre del pasado año. En ella instaban al gobierno municipal a elaborar un Plan para el desamiantado del municipio. Así como convocar una Mesa de Seguimiento con la participación de todos los agentes implicados.

Esta proposición establecía el plazo límite para la convocatoria de la Mesa para febrero de 2020. Plazo que el gobierno municipal ha incumplido y que no ha mostrado una disposición favorable a convocarla a corto plazo.

Del mismo modo, esta formación vinculó su apoyo a los presupuestos municipales, entre otras cuestiones, a la dotación económica suficiente para poner en marcha la elaboración del Plan de desamiantado.

En un comunicado publicado en su página web, Compromiso con Getafe recuerda que Getafe es uno de los territorios del Estado Español más afectados por la presencia de amiant por los años en los que estuvo funcionando la fábrica de Uralita. También debido a la antigüedad de las infraestructuras y por el estado de abandono en el que se encuentran los polígonos industriales en los que se acumulan vertidos ilegales de fibrocemento. 

El desamiantado, una cuestión de salud

Ya alertaba Jesús Pérez, el portavoz de Más Madrid Compromiso con Getafe, en su intervención en el Pleno de noviembre que su comercialización se prohibió en 2001 y que tiene una vida útil de 30 años. Por lo que la mayoría de las instalaciones y viviendas tienen elementos fabricados con fibrocemento que están en estado de descomposición que es cuando más peligroso es el material.

«Hay elementos de fibrocemento que han llegado al final de su vida útil y se están descomponiendo en fibras de tamaño microscópico. Alguien las inhalará y puede que terminen instaladas en su sistema respiratorio provocando alteraciones y lesiones. Esa persona puede habernos votado a cualquiera de nosotros o no. Pero, desde luego, es nuestra responsabilidad que sea la última en respirar amianto y en enfermar porque las administraciones públicas de este país sean tan negligentes de no legislar para que su retirada sea obligatoria e inmediata», decía el concejal.