Categoría: Migrantes

El Pleno de Getafe contra la exclusión sanitaria de las personas migrantes

El Pleno de Getafe se posiciona a favor de la Sanidad Universal ante el nuevo movimiento de la Comunidad de Madrid para expulsar del sistema sanitario a las personas migrantes que se encuentran en situación irregular porque atenta contra los derechos humanos, pero también contra la salud pública. Todos los grupos municipales han votado a favor, excepto Vox que ha votado en contra.

Por ello Más Madrid Compromiso con Getafe presentó esta proposición, a la que se sumó también Podemos, para que el Ayuntamiento de Getafe presente enmiendas al anteproyecto de la ley de mejora del Sistema Nacional de Salud para fortalecer los principios de equidad, cohesión y universalidad en el acceso a la sanidad pública y que agilice la inscripción en el padrón municipal para las personas que requieran asistencia sanitaria.

Igualmente, insta a la Comunidad de Madrid a que refuerce la atención primaria, que no segrege a la población según su procedencia o situación administrativa y que vuelvan a producirse situaciones similares a las que se están produciendo por las que se les están negando tratamientos contra el VIH o se ordene a los médicos del Hospital de Getafe a derivar a hospitales privados a las personas en situación administrativa irregular para «que abonen la atención» «u obligar a una mujer embarazada con una cesárea programada a que la pague previamente» con la amenaza de no poder realizarla si no lo hace, con los riesgos tanto para la madre como para el bebé, como ha apuntado el concejal de Más Madrid Compromiso con Getafe, Jesús Pérez, en el Pleno.

Estamos ante un problema de derechos humanos, pero también de salud pública

No debemos olvidar que la universalidad no es sólo una cuestión de justicia y derechos humanos, sino un elemento esencial para la eficacia del sistema sanitario. Una sanidad que priorice la prevención otorgando cobertura a toda la población, sin exclusiones, es una sanidad más eficiente y menos costosa –pues reduce el número de hospitalizaciones, minimiza los riesgos de salud pública, etc.– fortaleciendo en consecuencia el Sistema Nacional de Salud en beneficio de toda la sociedad. Por todo ello instamos a que:

  1. Se flexibilice la prueba de que la persona vive efectivamente en España, desvinculando esta del requisito del empadronamiento y aceptando la validez de alternativas eficaces a este requisito que ya se aplican en otras comunidades autónomas.
  • Se reconozca sin ambages el derecho de las personas en situación irregular a obtener la tarjeta sanitaria desde el mismo momento que acrediten vivir en España.
  • Se asegure el derecho a la atención sanitaria con cargo a fondos públicos en todo caso y de forma incondicional a mujeres embarazadas, menores de edad, víctimas de trata y solicitantes de asilo, así como la atención en urgencias hasta el alta médica. Igualmente se asegure el derecho a personas con determinadas enfermedades que ya estaban recogidas en la normativa de 2012 (enfermedades mentales, enfermedades infectocotagiosas…).
  • Se afirme el derecho a la atención sanitaria de las personas ascendientes que llegan a España fruto de un proceso de reagrupación familiar, en igualdad de condiciones al de las personas de nacionalidad española. (que vuelva a reconocerse como beneficiarios no solo cónyuge y/o pareja registrada e hijos menores de 26 años, sino también a ascendientes).
  • Se reconozca el derecho a urgencias, con cargo a fondos públicos, sin facturaciones que provocan el miedo a acudir a ella o al médico ante esa facturación incluso con síntomas de COVID, por ejemplo. Lo cual se convierte en un problema de salud pública.
  • Que cualquiera que la sea la situación por la que una persona no cumple los requisitos exigidos por la legislación, pueda flexibilizarse y conceder el derecho a la asistencia sanitaria previo informe de trabajador/ra social colegiada, en función de su situación socio-económica y de salud.

Proposición aprobada

PROPOSICION-MMCCG-SANIDAD-UNIVERSAL

Getafe se compromete a actuar con mayor sensibilidad hacia la población migrante

En el Pleno del 27 de mayo, sacamos adelante una iniciativa para mejorar la atención que presta el Ayuntamiento de Getafe a las personas migrantes, con especial atención a aquellas que se encuentran en situación administrativa irregular que son especialmente vulnerables a través del fomento del empleo de primera oportunidad, ayudas directas y convenios con asociaciones y entidades que las ayuden.

La migración y los desplazamientos internacionales son, por su naturaleza misma, cuestiones estructurales y transnacionales que conciernen a los países de origen y de destino, así como a aquellos que los migrantes atraviesan. La migración se ha convertido en una cuestión política de primer orden, entrelazado con los derechos humanos, el desarrollo y la geopolítica a nivel nacional, regional e internacional.  Este asunto requiere medidas de diversa índole, desde los derechos humanos a escala universal hasta las políticas sociales en el propio municipio.

Las personas migrantes que se encuentran en España en el momento actual, y en concreto en el municipio de Getafe, en general son personas que no tienen ninguna intención de regresar a su país o migrar a otro; más bien quieren quedarse, pertenecer y participar en lo que consideran su lugar de residencia, independientemente de la situación administrativa en la que se encuentren.

Así lo viene a mostrar el Observatorio de la Comunidad de Madrid: el 91,4% de los extranjeros se sienten integrados en la sociedad madrileña,y el 74,5% de los españoles también creen que los extranjeros se sienten integrados en nuestra región.

Igualmente, como norma general son personas que, aun llegando a España por razones diferentes, buscan el logro de la autonomía personal, familiar, social y económica a través de su trabajo, al igual que cualquier otro/a ciudadano/a, así como oportunidades para ello. Lo mismo se puede decir de las múltiples organizaciones que trabajan con personas migrantes con el objetivo global, todas ellas, de lograr que cada persona o familia migrante logre la integración social y económica propia de cualquier ciudadano/a perteneciente a la sociedad española, con igualdad de derechos y oportunidades.

Sin embargo, hay un muro de contención: la legislación que regula su estancia y permanencia en España, no siempre hacen posible estos logros y que, incluso, en no pocas ocasiones los impiden. Al aplicar unos requisitos y protocolos de actuación sin tener en cuenta la situación sociolaboral que se vive en España, que tuvo un gran cambio con la mal llamada crisis financiera del 2007 y, por supuesto ahora, con la COVID19. Y que pese a ello no se han producido cambios en los requisitos laborales exigidos para regularizar la situación administrativa o para renovar las autorizaciones, así como tampoco en los recursos económicos necesarios para reagrupar a sus familiares o regularizar a los hijos menores de edad.

Esta falta de adaptación a la realidad ha dejado absolutamente al margen e invisibilizadas a un gran número de personas, por encontrarse en situación irregular sea de inicio o sobrevenida, por tener autorización de residencia o por la aplicación de determinados requisitos que les expulsan de determinados sistemas (seguridad social), o les impide la ansiada búsqueda de inclusión laboral. Según Encuesta Regional de Inmigración 2019 de la Comunidad de Madrid antes de la Covid-19, el 90% de los extranjeros está empadronado en el mismo municipio donde reside. Sin embargo, existe un porcentaje significativo en torno a 4,5% que está empadronado en otros municipios diferentes a donde reside, y otro 4,5% que no está empadronado. La población migrante registrada en el Getafe alcanza a 30.000 personas. 

Y aunque esta situación va más allá de las competencias del municipio, afecta directamente a la inclusión y convivenciade laciudadanía de Getafe pues es donde viven, donde se relacionan, donde buscan los logros mencionados junto con el resto de la población que tiene regularizada su situación administrativa o tienen nacionalidad española de origen.