Esta mañana, aprovechando el Día Mundial del Medio Ambiente, hemos estado en el despliegue de la pancarta por el cierre de la incineradora de Valdemingómez a las puertas del Ayuntamiento de Madrid.

Esta acción organizada por la Mesa de Trabajo por el Cierre de la Incineradora de Valdemingómez, formada por la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Ecologistas en Acción y el Grupo de Acción para el Medio Ambiente (GRAMA); ha consistido en la exhibición durante unos minutos una enorme tela con la inscripción “la incineración no es la solución”.

Cabe recordar que la incineradora de Valdemingómez está situada muy próxima al barrio de Perales del Río por lo que cobra especial relevancia unir fuerzas con el movimiento vecinal y ecologista articulado en el municipio de Madrid contra este modelo de gestión de residuos.

Contra la incineración de residuos

Desde Más Madrid Compromiso con Getafe defendemos el cambio de modelo para la gestión de residuos en la que primen la prevención, reutilización, reciclaje y economía circular.

En este sentido, en los meses que llevamos en el Ayuntamiento de Getafe hemos preguntado al gobierno municipal e instado a impulsar este cambio de modelo tanto en Lyma como en la Mancomunidad del Sur.

Como ejemplo, en estos últimos días hemos instado al Ayuntamiento a instalar compostadores en los huertos urbanos de Perales del Río, tanto para prevenir la incineración de residuos vegetales como para su reutilización como abono.

Riesgos para la salud en Perales del Río

Según indican las organizaciones de la Mesa de Trabajo por el Cierre de la Incineradora de Valdemingómez, «la incineración de residuos, un modelo arcaico, poco eficiente, caro y, sobre todo, peligroso para la salud y el medio ambiente.

Las emisiones de instalaciones como la de Las Lomas, en Valdemingómez, contienen bencenos y metales pesados, además de dioxinas y furanos, compuestos químicos muy perdurables en humanos.

Estos últimos son Contaminantes Orgánicos Persistentes, y están relacionados directamente con el incremento del riesgo de contraer diversos tipos de cáncer y enfermedades graves, como el linfoma no Hondgkin y malformaciones congénitas.

El Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III concluyó en 2012 que “existe un incremento significativo del riesgo de muerte por cáncer en las localidades próximas a incineradoras e instalaciones para la recuperación o eliminación de residuos peligrosos” y un estudio de evaluación de la incidencia para la salud de las emisiones procedentes del parque Tecnológico de Valdemingómez publicado por el Ayuntamiento de Madrid en enero de 2019 reveló que los valores de dioxinas y furanos detectados en el Ensanche de Vallecas, el barrio más próximo a la instalación, triplican los obtenidos en la calle Montesa del distrito de Salamanca».

Hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir nuestras noticias en tu bandeja de entrada, cada quince días.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.