Hemos pedido al Ayuntamiento medidas urgentes para contener los vertidos de aguas fecales al río Manzanares. Hemos mandado a analizar su composición para evaluar el daño ecológico causado.

Los resultados del análisis1 demuestran que lo que se está vertiendo directamente al río Manzanares en Getafe, desde hace muchos años, son aguas fecales sin ningún tipo de depuración. Es muy necesario tomar medidas urgentes que eviten la contaminación de las aguas, mientras que se realizan las obras de las estaciones elevadoras. El proyecto en marcha, que solucionará definitivamente el problema de estos vertidos, tardará todavía 8 meses en finalizar, según se explica en el expediente de contratación al que este grupo municipal ha tenido acceso.

¿Qué se está vertiendo al río?

Si comparamos los valores de la carga contaminante de este vertido con la calidad del agua del Río Manzanares a su paso por el barrio de San Fermín en el municipio de Madrid2, los resultados son muy preocupantes.

Así la conductividad del agua del río en San Fermín es de 350 µs/cm y en los vertidos es de 1.394 µs/cm, casi cuatro veces más. Los sólidos en suspensión pasan de 28 mg/l a 82 mg/l, 3 veces más.

La demanda bioquímica de oxígeno (DBO) pasa de ser menor de 2mg de O2/l a 438 mg de O2/l. Y la demanda química de oxígeno (DQO) pasa de ser menor a 20 mg de O2/l a 679 mg de O2/l, que indica un alto contenido de contaminación orgánica de los vertidos, tanto de la materia biodegradable como de la que no lo es.

El fósforo total pasa de 0,30 mg/l a 7,55mg/l en los vertidos, y el nitrógeno se incrementa de 4,1 mg/l a 57 mg/l en los vertidos. Y el contenido de sulfatos en las aguas del Río Manzanares a su paso por el barrio de San Fermín es de 35 mg/l y en los vertidos que estamos denunciando es de 150mg/l.

Es necesario tomar medidas de control urgente

No se puede seguir permitiendo que estos vertidos continúen 8 meses más. Por tanto, volvemos a hacer un llamamiento a este Gobierno Municipal, como ya hicimos en la proposición que presentamos en el pleno del día 23 de julio. Es urgente que se tomen las medidas necesarias para acabar con este vertido. Ya que se sigue contribuyendo al deterioro de la calidad del agua del Río Manzanares, al incremento de los malos olores y la proliferación de mosquitos en las inmediaciones del barrio de Perales del Río.

1 Informe analítico septiembre 2020

2 Informe analítico diciembre de 2019

Hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir nuestras noticias en tu bandeja de entrada, cada quince días.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.